Renting de coches Toyota para empresas: ahorro garantizado

Conoce las ventajas del renting de coches Toyota para empresas

El renting es una modalidad que consiste en el arrendamiento de coches, por una tarifa fija mensual y un kilometraje determinado. Esta modalidad es perfecta para las compañías, negocios y pequeños comercios. En este artículo te contamos cuáles son los beneficios del renting de coches Toyota para empresas.

Beneficios del renting de coches Toyota para empresas

El renting es uno de los servicios más demandados por las empresas, pues aporta grandes ventajas. Estas incluyen un acceso rápido al vehículo sin los trámites de una compraventa, por ejemplo; además, es posible ahorrar en lo que a inversión y papeleo se refiere, pero también aporta grandes beneficios fiscales.

El renting de vehículos Toyota para empresas supone un ahorro económico. Lo mejor de todo es que las empresas pueden ofrecer estos vehículos a sus empleados, en perfectas condiciones y sin tantos trámites de por medio.

Beneficios del renting de coches Toyota para empresas

Un contrato a medida

Sin duda alguna una de las ventajas del renting de coches Toyota para empresas es que es posible diseñar un contrato a medida. Y es que, como ya adelantamos, el renting consiste en un acuerdo de arrendamiento en el que la empresa decide el tiempo que quiere que dure este contrato (de 12 a 60 meses); además, se fija una cuota mensual estable y un kilometraje. En el caso del renting Toyota puede ir de 10.000 a 60.000 kilómetros.

El cliente puede acercarse al concesionario Toyota y hablar con un experto para recibir asesoría. Así podrá determinar qué vehículo necesita, según las necesidades y requerimientos de conducción. No es lo mismo un SUV o una pick-up, ideales cuando se trata de una compañía que necesita transportar algunas mercancías; que un coche turismo pequeño para un empleado. Es importante tener muy claro qué es lo que se necesita para poder diseñar un contrato a medida.

Ahorro económico, una de las ventajas del renting de coches Toyota para empresas

Cuando se trata de economía, el renting de coches Toyota para empresas es una gran alternativa. Para empezar, los coches de renting (que puede constituirse más de uno), son perfectos para que los empleados lo utilicen para los traslados. Pero es que además, como el renting tiene una cuota fija y cuenta con una serie de prestaciones, puede abaratar los costes para las empresas.

El renting permite a las empresas llevar un control exhaustivo de los costes, mientras se puede convertir los costes variables en fijos. Esto se debe a que la tarifa ya incluye servicios como reparación, asistencia y seguro.

Reparaciones y vehículo de sustitución

En relación con el apartado anterior, cuando se compra un vehículo nuevo o de ocasión, nunca se sabe qué gastos pueden surgir. Una avería inesperada o una colisión pueden suponer el desembolso imprevisto de reparaciones y taller; además, del pago de la prima del seguro. Y claro, el hecho de quedarse sin el vehículo durante el tiempo que tarden en arreglar la avería.

Precisamente uno de los beneficios del renting de coches Toyota para empresas es que la tarifa fija incluye ya todo esto. Si el coche se avería, puedes llevarlo al taller del concesionario y gozar de la modalidad Toyota Express. Este servicio de taller pone a disposición del cliente a unos expertos que reparan el coche en tiempo récord para que nunca dejes de conducir.

Por otra parte, cuando se trata de averías más serias, entonces puedes disfrutar de un vehículo de sustitución.

Seguro a todo riesgo

El seguro corre a cargo de Toyota que además, pone a disposición de los clientes el servicio Fleet Mobility. Se trata de asistencia en carretera nacional e internacional, las 24 horas del día, los siete días de la semana, incluyendo los festivos y desde el kilómetro cero. Por otra parte, también se incluye:

  • Manual de usuario del coche.
  • Ficha ITV en vigor.
  • Certificado de matriculación.
  • Señalización, lámparas y chaleco.
  • Seguro a todo riesgo.

Ventajas fiscales del renting de coches Toyota para empresas

Cuando se trata de trámites burocráticos, un coche requiere de mucho papeleo. Como por ejemplo, pasar la ITV y pagar los impuestos. Con el renting de coches Toyota para empresas, te despreocupas de esto. Pero es que además, la fiscalidad es un gran beneficio para las empresas acogidas a la modalidad de renting. Te contamos que en realidad, el coche en renting no supone un activo para el negocio, por lo que no genera deudas sino que se incluyen en el apartado de gastos.

Por último, el coche no se encuentra dentro del balance de la empresa. Esto, en número se traduce en que al reducirse el beneficio de la empresa, se paga menos en cuanto a Impuesto de Sociedades. Y claro, también te ahorras el pago de impuestos de matriculación y circulación.

Coches para tu negocio

¿Qué tipo de coche necesitas? Si buscas un híbrido, híbrido enchufable, eléctrico o un coche más clásico con motor diésel o gasolina, en Toyota lo encuentras. Esta gran variedad de modelos permite que las empresas puedan encontrar un coche que se adapte a sus necesidades y las de sus empleados. Es así como puedes escoger un coche híbrido o eléctrico si, por ejemplo, se trata de un vehículo destinado para el uso de los empleados y los desplazamientos no tan exigentes.

En cambio, si se trata de compañías que requieren trasladar maquinaria o herramientas, entonces nada como un vehículo con espacio suficiente o una pick-up. Y por supuesto, una furgoneta si se trata de un negocio de paquetería.